X
¿Cómo adquirir un lindo bronceado y protegerse al mismo tiempo?
  • El reflejo de los rayos UV del agua, arena, el cemento blanco y la nieve duplica la cantidad de exposición UV.  Los nadadores y los esquiadores deben tener especial cuidado y usar un FPS alto para proteger contra la dupla de rayos directos y rayos reflejados.
  • Chequear el índice de UV publicado cada día en el diario para tu zona. Cuanto más alto el número, más alta la necesidad de proteger la piel y los ojos aún al salir a la calle.
  • No exponerse directamente al sol entre las 10.00 y las 16.00 hs.
  • El protector solar para el rostro se puede aplicar debajo del maquillaje. Hay muchos productos cosméticos disponibles hoy en día que incorporan filtros solares porque es la principal forma de proteger la piel contra el foto-envejecimiento.  El uso regular de protectores solares hasta facilita la recuperación parcial de la piel dañada por el foto-envejecimiento. 
  • Aplicar protector solar 30 minutos antes de salir para que penetre bien.  Lo más fácil es aplicarlo generosamente antes de vestirse, para asegurar que no quede ninguna área sin proteger.  Dejar que se seque y penetre bien antes de volver a vestirse para que no se vaya demasiado rápidamente como resultado de la fricción con la ropa. 
  • Volver a aplicar cada dos horas, sobre todo si estás haciendo ejercicio o nadando.
  • No olvidar de aplicar pantalla solar a las zonas más delicadas, como los labios y las orejas.  Tampoco olvidarse de las manos y los pies. 
  • Asegurarse que los anteojos tengan una buena protección UVA y UVB y que filtren por lo menos el 80% de los rayos solares.
  • Usar sombrero o gorra.
  • Ducharse con agua a temperatura ambiente después de exponerse al sol y aplicar una crema especialmente formulada para reintegrar el agua y las sustancias perdidas durante la exposición.  Esto favorece la duración del bronceado